Requisitos

  1. Estar como mínimo tres meses casado, es decir, no se puede uno divorciar a los pocos días de contraer matrimonio salvo en los casos tasados en la ley.
  2. El divorcio notarial debe ser de amistoso, no caben los divorcios contenciosos, para eso se debe acudir a los juzgados de primera instancia
  3. La mujer no ha de estar embarazada
  4. Que no existan hijos menores de edad, o bien, si son mayores, que estos se encuentren independizados económicamente y residan fuera del domicilio familiar. Si existen hijos emancipados, éstos deberán prestar su consentimiento al divorcio para lo que deberán acudir al notario y firmar también la escritura de divorcio